Marcas

Corporal

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y que a nivel de los orificios naturales, se continúa con las mucosas. Ocupa unos 2m², y su espesor varía entre los 0.5 milímetros de los párpados a los 4 milímetros del talón y pesa entre 3 y 5 kg. /

Es la barrera protectora que aísla nuestro organismo del exterior al tiempo que actúa como sistema de comunicación con el entorno. Sus funciones son múltiples y de gran importancia:

  • Es la principal barrera de defensa contra gérmenes y otros factores externos como el sol, 
  • controla la temperatura corporal y 
  • nos proporciona tacto y sensibilidad.

Consta de tres estratos fundamentales que, de la parte externa a la interna, son:
  1. la epidermis, 
  2. la dermis y
  3. la hipodermis. 
LA EPIDERMIS es la capa más externa. La epidermis es fina, resistente e impermeable.
Este escudo protector trabaja para ayudar a mantener alejado el cuerpo de las bacterias y virus dañinos gracias a que contiene varios tipos diferentes de células especializadas (células de Langerhans), que proporcionan apoyo a su sistema inmune.
Un aseo diario con productos adecuados te permitirán mantener el equilibrio en esta función de la piel.
En sidibeauty.com encontrarás limpiadores Faciales, geles y jabones de ducha y baño de alta calidad
La epidermis también le protege de los rayos dañinos del sol mediante otro tipo importante de células llamadas melanocitos, que producen el pigmento melanina. La función principal de la melanina, sin embargo, es para bloquear los rayos solares dañinos ultravioleta, que puede conducir a cáncer u otros problemas de la piel.
Las cremas corporales basadas en la manteca de karité ofrecen una protección natural frente a los rayos ultravioleta.
Por último, aunque la apariencia puede no ser la función más importante de su epidermis, esta capa de células actúa como su "cara" al mundo. Cuando la epidermis se vuelve seca o dañada, aparenta una edad mayor a la real.
Cuando cuidas tu piel, permites que la epidermis mantenga todas estas funciones y mantengas cuerpo sano y protegido.
LA DERMIS forma la mayor parte de la piel. Su espesor es de unos cuatro milímetros. Se divide a su vez en otras tres zonas. En la dermis se encuentran también los anejos cutáneos, córneos (pelos y uñas) y glandulares (glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas). También se encuentran los vasos sanguíneos que irrigan la piel y las terminaciones nerviosas.
Las de fibras que forman el armazón de la dermis y que son los causantes de la tersura, la flexibilidad y la elasticidad de la piel.


La piel del hombre produce más secreción sebácea que la piel de la mujer. Esto se debe a la mayor cantidad de andrógenos (hormonas sexuales masculinas) que produce el varón. Esto trae como consecuencia que la piel masculina es más gruesa, y grasa que la femenina.

LA HIPODERMIS
 es la capa más profunda de la piel. También se le denomina tejido celular subcutáneo o panículo adiposo. Se halla constituida por gran multitud de células grasas. La grasa forma un tejido metabólico muy activo que además protege al organismo proporcionándole amortiguación y aislamiento térmico.
Productos Corporales

Filtros activos